fbpx

Corcho natural, sintético o taparrosca… ¿qué es lo mejor?

Corcho natural

Muchos de nosotros, erróneamente, creemos que los vinos que tiene un corcho natural son de mucha mayor calidad que otros que vienen con corcho sintético o incluso una taparrosca. 

Hoy desnitrificaremos esto, pues aunque no lo crean, cada uno tiene su por qué.

Un ejemplo muy claro del por qué algunos enólogos prefieren utilizar taparroscas o corchos sintéticos, es porque ellos consideran que su vino presenta ciertas características que lo hacen estar listo para beberse, por lo cual no requiere de un corcho natural, el cual permite que entre más oxígeno y cambie las características originales de su vino.

Es importante tener presente que un corcho natural permitirá al vino seguir evolucionando y le otorgará ciertas características que lo enriquecerán, cosa que ni el corcho sintético, ni la taparrosca logran.

Aquí les dejamos una tabla comparativa entre los tres para que estén bien informados sobre las bondades de cada uno.

Corcho natural

Corcho sintético

Taparrosca

Proviene de la corteza del alcornoque

No corre el riesgo de romperse en el momento de retirarlo

Es menos costosa

Características:

  • Poroso
  • Ligero
  • Aislante
  • Químicamente inerte (es difícil que se pudra)

preserva e aísla perfectamente al vino

No necesitas un accesorio para abrir el vino

Permite la entrada de cantidades justas de aire para que respire el vino y consiga un mejor sabor

Son fáciles de volver a poner en la botella

No hay riesgo de que se filtren sabores indeseados causados por el TCA (tricloroanisol) del corcho

Preservan bien los vinos jóvenes porque, por lo general, no permiten que ingrese oxígeno

Puedes abrir tu vino, tomarte una copa, volverlo a cerrar, y guardarlo en el refrigerador sin que se oxide o pierda sus cualidades, por un mayor tiempo.

En lo personal yo tengo una  predilección especial por el corcho natural, siempre he creído que el corcho es parte importante de la historia de un vino, ya que se encarga de resguardar todos los secretos que tiene para contarnos. Además de que siempre puedes guardarlo como un gran recuerdo de aquello que te hizo sentir cuando lo bebiste.

Así que ya saben, la próxima vez que reciban un vino con corcho sintético o taparrosca no lo mal miren, ninguno de los dos es sinónimo de poca calidad.

Deni 💜 🍇🍷

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *