fbpx

Aromas a reducción en el vino

Aromas a reducción en el vino

¿Cuántas veces nos ha pasado que al abrir un vino y servirlo en copa, lo dirigimos a nuestra nariz para disfrutar de sus deliciosos aromas y no encontramos ninguna nota frutal ni floral? Por el contrario, aparece lo que se conoce como aroma a reducción.

Seguro te estarás preguntando, pero ¿cómo detecto este olor?, ¡muy fácil! Piensa en cómo huele el azufre o los huevos podridos.

Los aromas a reducción pueden o no ser un defecto. Es muy común encontrarlos en los vinos muy viejos, que llevan muchos años de crianza en botella. Si es el caso de tu vino, ten calma. Normalmente esa desagradable sensación va a desaparecer conforme el vino se airea. Una vez que estos olores se van, aparecen los aromas que todos amamos.

Pero tengo una mala noticia. Cuando sí se trata de un defecto, este desagradable aroma no se irá aunque trasvasemos el vino y lo dejemos aireando por horas y horas. Este olor pudo generarse en dos momentos:

  1. Durante la fermentación alcohólica
  2. Por un mal almacenamiento del vino. Por permanecer a una mala temperatura de conservación o porque estuvo expuesto a mucha luz.

Ahora ya sabes qué son y a qué se deben los aromas a reducción. ¡Esperemos que no te los encuentres muy seguido en el camino!

Deni

P.D. Si quieren seguir leyendo un poco más sobre los aromas del vino, los invito a checar estas notas: Clasificación de aromas en el vino y Aromas que podemos detectar en el vino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.