Vendimia manual o vendimia mecánica, ¿esa es la cuestión?

Hoy vamos a platicar sobre la vendimia, ¿qué sabemos sobre ella?, ¿es la fiesta a la que nos encanta ir cada año a pisar uvas, tomar mucho vino, escuchar música y pasar un rato increíble con nuestros amigos?… Para la mayoría de las personas, efectivamente eso es la vendimia, pero si hablamos de uno de los procesos de elaboración del vino, la vendimia es el acto recolectar las uvas una vez que ya están en su punto exacto de maduración.

Actualmente existen dos formas de vendimiar, vía manual o vía mecánica. Cada una tiene sus pros y contras, elegir qué tipo utilizar dependerá más bien del resultado final que está buscando el productor. Vamos a revisarlas con detalle…

Vendimia manual

Consiste, tal como su nombre lo indica, en un trabajo manual en el que los vendimiadores seleccionan las mejores uvas, las cortan y colocan en cajas que posteriormente se cargarán en remolques para su traslado a la bodega.

La recolección de la uva y el transporte de la misma son factores decisivos para conseguir un vino de calidad. Sin embargo, su punto en contra es el costo, ya que llevar a cabo este tipo de vendimia es bastante caro para la bodega, razón por la cual cada vez más se opta por la vendimia mecánica.

Vendimia mecánica

La vendimia mecánica es un proceso mucho más rentable y económico para las bodegas. Para realizar este proceso emplean vendimiadoras, máquinas que van recorriendo las líneas del viñedo mientras sacuden los pies de la cepa, produciendo una vibración y provocando la caída de los granos de la uva. Estos granos, con todo y raspones, caen en unos contenedores para su traslado a bodega. Las hojas y pequeñas ramas que acompañan a la uva son retiradas por el sistema de limpieza que la misma máquina tiene.

Una de las desventajas más grandes de la vendimia mecánica es que hay más posibilidades de que las uvas se rompan, se libere el mosto y comience a fermentar de forma no controlada.

Las bodegas que llevan a cabo este tipo de vendimia suelen realizar el proceso por la noche, con el fin de aprovechar las bajas temperaturas para que la uva llegue fresca a la bodega y en el mejor estado posible.

Un punto a favor de la vendimia mecánica es la rapidez para recolectar las uvas cuando éstas se encuentran en su punto óptimo de maduración.

¿Qué las pareció?, ¿creen que sea importante seguir vendimiando manualmente?, ¿qué decidirían ustedes si tuvieran su propia bodega?

¡Nos leemos en la siguiente!

Deni  💜🍇🍷