Taninos en el vino

Es muy común escuchar acerca de los taninos cuando hablamos de vino. Su presencia en boca es fácilmente reconocible, los podemos detectar en las encías y en la lengua como una sensación áspera, rugosa y astringente.

El tanino es una subdivisión del polifenol, sustancia química que se encuentra en plantas, semillas, corteza, madera, hojas y pieles de las frutas. Hablando específicamente del vino, los taninos son aportados por el hollejo, las semillas, los raspones y por la madera en la que reposa el vino durante su crianza.

Los taninos en el vino deben ser equilibrados para que sean bien valorados.

Los vinos tintos tienden a ser mucho más tánicos que los vinos blancos, esto se debe al prolongado contacto que existe entre los hollejos y el mosto.

El procedimiento de vinificación es un factor que influye en gran medida en los taninos que tendrá un vino, por esta razón es importante que se haga con mucho cuidado, de lo contrario resultará un vino difícil de beber.

 

Variedades con más taninos

  • Tannat
  • Nebbiolo
  • Cabernet Sauvignon
  • Tempranillo
  • Montepulciano
  • Petit Verdot
  • Petite Syrah

 

Variedades con menos taninos

  • Barbera
  • Zinfandel
  • Pinot Noir
  • Primitivo
  • Garnacha

 

¡Hasta pronto!

Deni 💜🍇🍷

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *