Pinot Noir

La uva Pinot Noir es, probablemente, la uva más sencilla para iniciarse en el mundo del vino tinto.

Tuvo su origen en la región de Borgoña en Francia.

En términos de cultivo es una uva muy delicada que rara vez es consistente, tiene grandes variantes en cuanto a color y aroma.

La Pinot Noir se da mucho mejor en climas fríos y suelos de arcilla y pizarra, es una uva que requiere de mucha supervisión ya que, por la delgadez de su piel, es muy fácil que se sobre madure rápidamente. El trabajo que cuesta su cultivo se ve reflejado en sus precios, suelen ser vinos más caros que el promedio.

En general los Pinot Noir son vinos muy ligeros en el paladar, esto se debe a que tienen un nivel muy bajo de taninos.

Tal como ocurre con otras uvas, dependiendo de la región donde se cultive serán los aromas y características que presente. Es muy común encontrar Pinot Noir con aroma a frambuesa y clavo en California, Central Otago en Nueva Zelanda, el sur de Australia, Chile y Argentina. Mientras que en Francia, Alemania, Italia y Oregon (Estados Unidos) se caracterizan por sus aromas a arándanos y champiñones.

Algunos países productores de Pinot Noir son: Francia, Estados Unidos, Alemania, Italia, Nueva Zelanda, Australia y Suiza.