El Cielo, una constelación de buenos vinos

Cuando visité el viñedo El Cielo debo aceptar que no tenía la suficiente información acerca de él y no sabía qué esperar. Más bien tenía la creencia de que era un viñedo pequeño, que tenía poco de haber empezado y que apenas se estaba haciendo de un nombre. Sin embargo, cuál sería mi sorpresa al darme cuenta de que estaba totalmente equivocada; el  El Cielo tiene una gran infraestructura, sus instalaciones son de primera y no sólo eso, tienen planeado para los próximos años un crecimiento tremendo, ya que además de ser viñedo, vinícola, restaurante y cafetería, próximamente abrirán las puertas de un exclusivo hotel boutique.

El viñedo El Cielo es propiedad de Gustavo Ortega Joaquín, José Luis Martínez y sus respectivas esposas, Daly y Lolita López.

Gustavo es originario de Quintara Roo y toda su vida estuvo dedicado a la industria de la hospitalidad. Siempre tuvo la ilusión de, al momento de retirarse, construir un hotel alrededor de un viñedo. Así fue como un día llegó a Valle de Guadalupe y quedó prendado de las oportunidades que aquél lugar le ofrecía para cumplir su sueño. Iniciaron actividad en el 2013 y en tan poco tiempo han logrado consolidarse como un proyecto ecoturístico muy importante de la región.

Su viñedo cuenta con 29 hectáreas de terreno, de las cuales 22 están plantadas con vides.

Actualmente tienen sembrados 12 varietales, entre las que se encuentran: Cabernet Franc, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Merlot, Tempranillo, Zinfandel y Grenache, Malbec, Syrah y Nebbiolo, y la más reciente, Sangiovese.

Esta es la vista que tienes al llegar, a nosotros nos tocó un día nublado, pero eso no impidió que fuera espectacular.

Inmediatamente nos dirigimos hacia dentro de la vinícola, nos encontramos con una tienda muy variada, puedes encontrar libros de enología, sacacorchos, bolsas artesanales, joyería, ¡incluso  artículos de Pineda Covalin!

  

Posteriormente pagamos nuestro recorrido, le cual tuvo un costo de $260 pesos e incluía la degustación de 4 vinos y el paseo guiado por la vinícola.

Comenzó en una sala muy bonita y cómoda, donde disfrutamos de un video donde Gustavo, el dueño del viñedo habló de cómo surgió el proyecto y un poco de su historia. Posteriormente nos dirigimos al área donde tienen los tanques para fermentación y las barricas de roble donde envejecen sus vinos.

Para finalizar el recorrido pasamos al área de degustación, tienen alrededor de 5 barras donde nos acomodan por grupos y comienzan a explicarnos las características de cada vino mientras nos dejamos enamorar por su sabor.

  

A la hora de retirarnos de ahí salimos por el restaurante, el cual también se ve súper agusto, nosotros no pudimos quedarnos a comer porque debíamos salir corriendo al aeropuerto para regresar. Pero sí les digo que se veía espectacular; como el clima era frío, había familias disfrutando sus alimentos y tomando vino sentados alrededor de una fogata, ¡no saben cómo los envidié!

Si tienen oportunidad de probar los vinos de El Cielo y mejor aún, de visitar ese lugar tan hermoso, no duden en hacerlo, saldrán enamorados y convencidos de que El Cielo sí existe.

Pueden localizar fácilmente su línea de vinos porque todos tienen nombre de Astrónomos, Constelaciones y Astros.

Ojalá que esta nota les haya gustado. Espero sus comentarios si es que ya probaron los vinos de El Cielo y si no, háganlo pronto para poder compartir nuestras experiencias.

Cualquier duda que tengan, visiten su página https://vinoselcielo.com/

¡¡Les mando muchos saludos!!

Nos leemos próximamente.

Deni 💜 🍇🍷