Vino Gran Reserva: Vino sometido a un periodo mínimo de envejecimiento de 60 meses, de los que habrá permanecido al menos 18 en barricas de madera de roble de capacidad máxima de 330 litros, y en botella el resto de dicho período y vinos de calidad producidos en una región determinada, blancos y rosados con un período mínimo de envejecimiento de 48 meses, de los que habrán permanecido al menos seis en barricas de madera de roble de la misma capacidad máxima, y en botella el resto de dicho período.

Para los cavas: un período mínimo de envejecimiento de 30 meses contados desde el tiraje hasta el degüelle.