Vino desequilibrado: sin conjunción entre sus componentes (alcohol, acidez y frutalidad), por exceso o defecto de uno de ellos.