Método Champenoise: Sistema de elaboración para los vinos espumosos.

Con este método, se produce una segunda fermentación en la botella, eso hace que las moléculas de CO2 se queden en el líquido y sea espumoso.

Puede llevarse a cabo con uvas blancas o tintas (fermentadas «en blanco», es decir, retirando los hollejos después del prensado). El mosto obtenido se deja fermentar en barricas de madera.

Para mejorar la calidad se pueden mezclar mostos de distintas variedades y cosecha (assemblage), La mezcla resultante se llama «cuvée».

Se añade azúcar y levaduras a la mezcla y se embotella para que vuelva a fermentar.

Esta nueva fermentación debida al azúcar y levaduras añadida, produce gas carbónico natural que queda en la botella encerrado en la botella hasta su apertura.

Este método se utiliza para la obtención de Champagne y de los cavas españoles.