Las lías son la materia sólida que queda en un depósito o barrica después de que se lleva a cabo la fermentación de vino. Se conforman por las levaduras muertas y otra serie de sustancias procedentes de la uva.