Cuerpo del vino: Es la “consistencia” que tiene un vino. Lo podemos detectar en la forma en que cae en las paredes de la copa. Entre más gruesas son las piernas se dice que tiene mayor cuerpo.