Cata Vertical

La cata vertical es una sesión en la que se cata el mismo vino pero de diferente añada.

La idea de esta cata es analizar la evolución de un mismo vino a través de los años como también la calidad de cada añada. En general se reserva a grandes vinos y despierta un interés especial entre los expertos para conocer la evolución de los vinos y su potencial de guarda. Por regla, se empieza con el vino más joven y se sigue cronológicamente hasta el más añejo.