3 vinos mexicanos que te harán brillar en el reencuentro con tus amigos

Mis queridos Wine Lovers, por ahí dicen que después de la tormenta 🌪️viene la calma☀️, y si bien es cierto que la tormenta-pandemia aún no pasa del todo, es verdad que ya estamos empezando a salir y a vivir nuestra nueva normalidad. 

¿Quién de ustedes no se muere de ganas por ver a sus amigos? 💁 La verdad es que yo no aguanté y me reuní con unas amigas para echar el chisme y ponernos al corriente de tantas cosas que han pasado estos meses.

Para ese día estaba en duda sobre qué vino llevar🤔, a todas mis amigas les encanta el vino, tinto en especial, y tenía muchas ganas de sorprenderlas así que no pude elegir solo uno y me llevé tres vinos mexicanos (no se asusten éramos 6 amigas, no somos tan teporochis 🤣🤣🤣 ) que sabía que las dejarían con el ojo cuadrado. Ahora les platico a detalle de cada uno. 

El primero que descorchamos fue Ensamble Arenal BA II. 

Se trata de un vino de Baja California hecho de un ensamble de Merlot y Cabernet Sauvignon como uvas principales y Petite Syrah, Barbera y Zinfandel como complemento. Tuvo un paso por barrica de roble francés de 12 meses.

Sobre sus características les puedo platicar que en vista tiene un color rojo súper cautivante, oscuro, intenso, que te invita a verlo. En nariz predominan los aromas a frutos negros como ciruela y zarzamora, pero la cosa no se queda ahí porque su paso por barrica le dio aromas deliciosos a chocolate, almendras, vainilla, café… Es de esos vinos que si les das oportunidad en copa de evolucionar van expresando cada vez más aromas. En boca tiene taninos fuertes, acidez media – alta, refuerza todo lo expresado en nariz y tiene un final largo. ¡Sin duda fue un gran vino para abrir la noche!

De ahí, ya más entradas en calor nos fuimos con Hacienda Florida Cabernet Sauvignon – Shiraz. ¡Qué cosa! 

Este vino viene de Saltillo, Coahuila. Como su nombre lo indica está hecho de dos uvas Cabernet Sauvignon (55%) y Shiraz (45%), ambas fuertes, ambas protagonistas. Y también tuvo un paso por barrica de roble americano y francés de 8 meses. En vista tiene un color rubí súper bonito, vibrante, expresivo. Dentro de sus aromas podemos destacar frutos negros como cereza negra, grosella. Su paso por los dos tipos de barrica nos regala aromas a chocolate y café, frutos secos como nuez, violetas y una delicada nota a vainilla. 

En boca es un vino bastante equilibrado con buena acidez, sus taninos son potentes pero agradables, yo recomiendo acompañarlo con algo de comida para disfrutarlo aún más.

Y de ahí…🙈… cerramos con broche de oro con Sinfonía de Tintos de la bodega Quinta Monasterio.

Sinfonía de Tintos es un vino hecho en el Valle de Guadalupe, Baja California. Es un ensamble de tres uvas: Zinfandel, Grenache y Carignan. Tuvo un paso por barrica un poco más largo que los dos anteriores, éste fue de 12 meses en roble francés y americano. En vista tiene un color rojo cereza cautivante, que te llama a querer observarlo más y más. En nariz predominan aromas a frutos negros y rojos como ciruela, zarzamora, frambuesa, arándanos, pero no son aromas a frutos frescos, son más bien maduros casi como en mermelada. Acompañados de unas deliciosas notas a tabaco, café, chocolate. 

En boca refuerza la presencia de fruta madura, del cacao y tiene una nota a canela y especias súper rica. Su acidez es bastante equilibrada y tiene un final largo.

Bueno mis wine lovers, espero que estas recomendaciones sean de mucho ayuda para ustedes y que los hagan brillar en su próxima reunión.

Nos leemos pronto.

Deni 🍇🍷💜